Skip to content
Oraciones » 👩 Virgen » 🙇‍♀️ Virgen de las Gracias

Oración poderosa a la Virgen de las Gracias

nossa senhora
Nuestra Señora de las Gracias

La Virgen de las Gracias, es una de las primeras apariciones de la Virgen María que data de los años 1500. Adorada por muchos, cuenta la historia de esta Virgen que realizó tres apariciones antes de ascender a los cielos. En la primera anunció que derramaría dones sobre sus seguidores y fieles al Señor, además pidió que se construyera una Iglesia en una pequeña comunidad de Europa.

En su segunda aparición anunció la venida del hijo de la Reina de Francia y en su tercera y última aparición, surge de una fuente para darle un mensaje importante a San José. Su festividad se realiza todos los años el 8 de septiembre, cuando los fieles piden por su intercesión pues la Virgen es conocida también por realizar milagros de protección frente al mal y por ayudar a cumplir favores

También, una de las labores de esta Virgen es esparcir su gracia para vencer al demonio y evitar el Apocalipsis descrito en nuestra Sagrada Biblia. Por eso quienes están siendo tentados por el mal, acuden a Ella para que los ayude.

Si necesitas un favor o estás siendo tentado por el demonio y necesitas encontrar la luz, pídele a la Virgen mediante estas oraciones y ella te escuchará. 

Anuncio

🙏 Oración a la Virgen de las Gracias de la Medalla Milagrosa

Virgen de las Gracias, no dejes que el mal ponga una venda sobre los ojos de tu siervo. Tú, pura y de luz infinita intercede por mí para alejar las tinieblas de mi vida.

Como Tú, que derrotaste al demonio y con tu luz purificaste su corrupción, que pisaste la cola del señor de las tinieblas, ayúdame.

Aleja todo indicio de maldad de mi carne y de mi alma, Madre Santísima. Porque sólo con tu poder sagrado seré lavado de todo pecado.

Que tus manos extendidas toquen mi corazón humilde que sólo te implora piedad. Aparta las tinieblas y derrama tu misericordia sobre mí, para que me vuelva un ser de luz que sólo busca el camino del Señor.

Madre, que reinas en el mundo celestial no me dejes sólo en el camino hacia tu luz pues la noche es oscura y el mal asecha a las almas nobles.

Intercede por mí. Amén.

Anuncio

Ver también: Oración a la Virgen de Guadalupe para pedir un favor

🙇‍♀️ Oración a la Virgen de las Gracias para pedir un favor

Oh, Sagrada Virgen de las Gracias hoy acudo a tu llamado porque pura eres, Reina eres en el Reino de los Cielos.

He de pedirte por mi alma porque hoy un gran pesar se posa sobre ella. Porque sólo con tu gracia puede aliviarse este dolor que fatiga a este humilde siervo.

Pido por mí, pido por mi salvación, Madre Santísima. Para que intercedas por mí ante los ojos de nuestro Señor. Tú, que tienes todas las respuestas. Tú, cuyo nombre bendice mis labios.

Escucha a tu hijo que en su infinita fe por ti, confía en que lo ayudes a aliviar sus pesares, concediéndole este único favor que te imploro desde lo más profundo de mi ser.

Virgen de las Gracias, que liberas el alma, que vences el mal, que escuchas a tus siervos, escúchame y concédeme tus bendiciones porque sólo con ellas seré capaz de fortalecer mi espíritu y vences los obstáculos de mi camino.

Porque reines para siempre en los Cielos junto a nuestro Señor y escuches mis plegarias, Santa Madre de Dios. Amén.

Anuncio

Ver también:

Como rezar com más fuerza a Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa

La Santísima Virgen sólo escucha a aquellos devotos que siempre son fieles a la palabra del Señor y realizan sus rezos a diario.

No basta solamente con tener fe, también debes demostrar que eres digno de las bendiciones de Nuestra Señora de las Gracias. Por eso, reza todas las noches en un lugar tranquilo en donde te puedas conectar con Nuestra Señora y tu atención y fe sólo estén dirigidos hacia ella.

Sólo de esa forma lograrás una verdadera conexión en cuerpo y alma con nuestra Virgen para que ella pueda interceder por tu alma antes los ojos de Dios.

Si deseas que tus plegarias se eleven hacia el Cielo y buscas el favor de la Virgen o su protección del maligno, reza durante veintiún noches como penitencia para que seas finalmente bendecido.

Ver también:

compartir