Skip to content

Oración a la Virgen de la Cabeza

nossa senhora
virgen de la cabeza
Imagen de la Virgen de la Cabeza. Fuente.

Patrona de aquellos que padecen enfermedades, la Virgen de la Cabeza ha sido venerada y honrada durante siglos por interceder haciendo favores en la salud de aquellos que creen en Ella.

Su origen se remonta
alrededor del siglo XV cuando se apareció por primera vez a un pastor que se
encontraba en una montaña. Lo particular del pastor es que sufría de una
parálisis en uno de sus brazos por lo que su trabajo se hacía cada vez más
difícil.

Una vez que se encontró con
la imagen de la Virgen, esta le hizo el milagro de volver a recuperar la
movilidad de su brazo y le pidió que anunciara al pueblo acerca de su gracia.
Así fue como la historia comenzó y a partir de allí, muchos devotos piden
favores en nombre de la salud a esta Virgen.

Su festividad se conmemora el
último domingo de cada mes de abril. Si necesitas que tu salud mejore o
requieres curación de una enfermedad entonces reza la siguiente oración.

Anuncio

🛐 Oración a la Virgen de la Cabeza

Virgen de la Cabeza, que en
tu infinita sabiduría y misericordia alivias las dolencias del cuerpo y sanas
las pecaminosidades del alma. Concédeme tu bendición.

Tú que reinas en el amor y la
divinidad, salva el cuerpo de tu hijo que sufre las penurias de las
enfermedades que sin piedad se apoderan de su carne.

Has venido a la Tierra para
curar los males de aquellos que a diferencia de ti no gozamos de la gracia
divina y de tu inmensidad. Por eso te pido, ten piedad de mí.

Pon tu mano sobre mi piel
febril que no encuentra alivio más que en tu amor y cobijo de madre. Madre,
acude al llamado de tu hijo que necesita sanación.

Que mi carne y mi espíritu
gocen de salud sólo porque Tú, eres lo suficientemente misericordiosa con
aquellos que sufrimos. Lava mis heridas, cúbrelas con tu amor.

Santísima Virgen que entre
los hombres eres amada y venerada, dame regocijo, dame la virtud de la que tanto
carezco y límpiame de cualquier impureza que viva en mí.

Porque en tu gracia confío.
Porque sólo en ti hallo consuelo para mi tristeza y sanación para mi dolor.
Amen.

Anuncio

Penitencia para lograr efecto en la oración

Librarse de las enfermedades y los males del cuerpo nunca es tarea fácil e incluso a veces la oración por sí sola no es lo suficientemente potente para lograr que surta efecto y Nuestra Señora de la Cabeza interceda a tu favor. Por eso, no sólo debes rezar con fe sino realizar penitencia si deseas tener buena salud.

La penitencia a la Sagrada
Virgen consiste en elevar tus plegarias durante siete días todas las noches
antes de ir a dormir. Deberás entablar una charla con la Virgen y nuestro Señor
que salga desde el fondo de tu corazón y pidas que limpie todo rastro de
enfermedad o impureza no sólo de tu cuerpo sino también de tu alma. Sólo así
serás purificado por completo.

compartir