Skip to content

Oración a una madre difunta

difunta madre

Dedicar una oración a nuestra difunta madre en el cielo nos ayuda a encontrar la fuerza que necesitamos para seguir adelante incluso después de un evento tan terrible.

Sin duda, la pérdida de una madre es una de las peores penas que se pueden sentir. Ninguna enfermedad se compara con el dolor de esa pérdida, y nadie ni nada en el mundo tendrá éxito en reemplazar a la persona que te dio la vida, te vio crecer y te llevó por el camino correcto.

Es difícil superar esta tristeza. Sin embargo, con la ayuda de la fe y las oraciones correctas, puedes transformar el dolor de tu luto en energía para que puedas continuar luchando en el día de hoy.

Además de la comodidad que usted requiere, otra meta de la oración a una madre fallecida radica en la fuerza de poder conversar con alguien que físicamente ya no está con nosotros. Nos hace saber que el ser que nos llenó de amor y alegría está en un lugar mejor y más tranquilo, en reposo.

También te ayuda a dar gracias a Dios por la alegría de tener una madre y orar por su descanso eterno. De esta manera, puedes sentir más tranquilidad mientras nuestras oraciones ayudan a nuestro ser querido a encontrar la luz más allá de la muerte.

Anuncio

Oración a mi Madre en el cielo

Dios mío, mi única fuerza en los momentos de dolor más terribles. Sufro la pérdida de mi querida madre, que deja un enorme vacío en mi alma y me causa gran tristeza y sufrimiento.

Padre, perdona sus pecados para que ella pueda cruzar todos los obstáculos que conducen al reino de los cielos.

Deja que disfrute de la eterna calma de tu luz. Mi madre, que me acompañó incluso en los momentos en que dudé de ti, gracias a la cual mi corazón late y mis pulmones respiran.

Madre, honro tu memoria y te agradezco los sacrificios que hiciste por mí. Eres y serás siempre un ejemplo a seguir en cada paso que doy.

Lograste las metas que Dios tenía para ti en la Tierra. Diste tu mano a los que más la necesitaban. Tu hermosa sonrisa y tu voz melódica vivirán en mi memoria para siempre.

Oh Padre, te ruego humildemente que escuches mis oraciones. Muéstrale a mi madre el camino correcto para estar contigo, descansando en tu reino. Que la luz perpetua brille para ti y que descanses en paz. Amén.

compartir