Skip to content

Oración para que llueva

lluvia

La lluvia es vital para la vida, por lo que es crucial que en nuestra tierra con frecuencia, pero con precaución porque el exceso puede traer inundaciones y causar desastres.

Hay días en que el calor se vuelve insoportable, y necesitamos unas gotas del cielo para refrescarnos. Por otro lado, tenemos la agricultura y los seres vivos que necesitan agua para sobrevivir. Siendo Dios capaz de hacer todo lo posible, podemos pedirle, a través de la oración para invocar la lluvia, que nos conceda el deseo. 

A través de la oración, con la que nos comunicamos con nuestro Señor, podemos pedirle que nos envíe la lluvia en beneficio de todos los seres vivos. Basta con confiar en que nos ayudará. 

Siendo la lluvia esencial para la vida en nuestro planeta Tierra, tanto para los seres humanos como para otras especies y seres vivos. Su ausencia puede hacerla destructiva debido a la falta de hidratación en el suelo.

Por lo tanto, cuando oren, no se olviden de pedirlo con fe y con el corazón; esto hará que sus oraciones sean escuchadas más rápidamente por Jesucristo.

Anuncio

Oración para que llueva mucho hoy

Dios, creador del universo y portador de todo lo que la tierra tiene, creador de agua y lluvia, hoy vengo a ti porque sé que tu misión es proteger la tierra. Te pido que nos concedas el favor de que el agua caiga del cielo para que los seres vivos puedan sobrevivir. 

Creador mío, anhelo que tu presencia permita la lluvia, tú eres el que puede lograrlo, mi amado. Creo en tu poder y en tu misericordia, envíanos pronto y sin demora abundante agua para beneficiarnos a todos en la tierra.

Padre Celestial, prometiste escuchar a quien te pide favor con fe. Por eso, les imploro con la fuerza y la confianza de enviarnos la bendición de la lluvia sobre nuestros campos y ciudades.

Que la piedad y la misericordia envíen lluvia para que no haya más incendios en nuestra tierra. Estamos atentos a todas nuestras cosas, al mismo tiempo que las debilidades que pasamos por alto, y en tus manos, las dejamos todas.

La imagen que tengo en mente de ti es que eres un ser para ser admirado, y quiero tener el trabajo que tengo para obtener más beneficios de las riquezas naturales. Que el agua venga a nosotros como una bendición del cielo, a través de Jesucristo, nuestro Salvador. Amén.

compartir