Skip to content

Oración de liberación

persona libre

Todos
hemos atravesado momentos de debilidad de los que pensamos nunca seremos
capaces de salir. Sin embargo, una vez tras otra Dios nos ha demostrado que con
la valentía que su alma nos da podemos ser capaces de superar todas las
dificultades que se interponen en nuestro camino y que de ellas podemos ganar
conocimientos y experiencias que nos salvarán en un futuro.

Bien
sea que busquemos nuestra propia salvación o la de algún ser querido, Dios
estará siempre dispuesto a escuchar nuestras plegarias y a llenar nuestro
cuerpo de fuerza necesaria para que nosotros mismos podamos encontrar las
herramientas para salvarnos.

Eliminar
el mal de nuestra vida es una tarea compleja y debemos recurrir a todos los
recursos que Dios pone a nuestra disposición para encontrar la paz y la
protección divina.

Entre
estos recursos siempre se encontrarán las oraciones a Dios en las que podremos
encontrar un momento de reflexión y de paz que nos permitirán visualizar las
dificultades desde otro ángulo para encontrarles respuestas. Anímate a
probarlas cuando sientas que tus fuerzas fallan y ya no puedes más.

Anuncio

🙌 Oración de liberación sobre uno mismo

Querido
Dios, que quitas el pecado del mundo y que con tu amor incondicional me has
abrazado y apoyado en todos los momentos difíciles de mi vida. Hoy acudo a ti
porque necesito alejar pensamientos negativos que dominan mi mente y mi
espíritu.

Estos
pensamientos negativos que corren por mi cabeza me hacen sufrir pues crean
incertidumbre y miedos que me controlan y me hacen tomar decisiones apresuradas
o poco pensadas. Tú eres testigo de mi lucha, necesito de tu poder sagrado de
tu amor para poder superar esta situación.

Elimina
todos los pensamientos malos que me atormentan y me vuelven débil. Dame la
fuerza para luchar contra mis demonios internos y permíteme la salvación divina
en tus manos. Porque siempre he sido tu fiel siervo, y tu Espíritu Santo me ha
protegido en todo momento.

Aclara
mi mente, Señor, y trae la paz que tanto busco en estos momentos. Tu gracia
divina me ayudará a encontrar el camino correcto, por lo que te imploro que
quites la niebla de maldad que se quiere apoderar de mi alma.

Amen.

Anuncio

🛡 Oración de liberación y protección del enemigo

Oh
Dios Bendito. El enemigo se encuentra a mi alrededor en todos los rincones a
los que veo y siento que mi cuerpo y mi alma no será capaz de detenerlo por
completo. Tengo la sensación de que seré aplastada por la maldad que reina en
el universo y suplico mediante esta oración tu protección divina.

Te
ruego, Señor, con las manos en mi corazón y el alma abierta a ti que me liberes
de todo enemigo que quiera hacerme daño. Muéstrame quienes son los falsos
amigos que se han acercado a mi corazón y dame la valentía para alejarlos de mi
mente y mi espíritu.

Eres
tú, Dios, mi salvador, a quien le debo mi vida entera. Incluso en los momentos
de dificultades y dudas acudo a tu santo nombre para que me protejas del
enemigo que asecha. Que tu sangre bendita corra por mis venas y me de la fuerza
para liberar mi alma de toda ira, rabia, envidia y engaño que haya tomado
refugio en mi alma.

Con
tus manos milagrosas derrota a cada uno de mis rivales y muéstrame el camino
hacia la salvación.

Amen.

Anuncio

👿 Oración de liberación del mal

Dios
bendito. Eres tú a quien confío la salvación de mi alma y la protección de mi
cuerpo y mi espíritu. Los enemigos me rodean, Señor, y la desesperación y el
miedo se empiezan a apoderar de mi cuerpo.

Es
momento de tu sanación divina, el momento ha llegado. Necesito tu protección
total ante cualquier enemigo que quiera acercarse, pero en especial de aquellos
que ya han entrado a mi círculo cercano con falsas promesas, mentiras y
engaños, solo para hacerme daño.

Libérame
de las ataduras con personas ligadas al mal que solo quieren acusarme y herirme
con sus engaños propiciados por el demonio. No hay nada en mi vida tan grande
como tú, por lo que te imploro que con tus manos poderosas me enseñes a
defenderme yo mismo de todo mal y que llenes mi alma de la valentía que hace
tanto tiempo he perdido.

La
victoria contra el mal siempre será tuya, Dios, ya que te sientas en el reino
de los cielos y desde allí proteges a todos tus hijos con gran devoción. En tu
nombre realizo esta oración y espero que puedas escucharla.

Amen.

🙌 Oración de liberación para los hijos

Querido
Dios. Tú ves a mi familia desde el reino de los cielos y eres capaz de ver el
amor que siento por cada uno de ellos. Pero, así como eres capaz de ver las
bondades de nuestra unión, también puedes ver los errores y los fallos que he
cometido como madre en la crianza de mis hijos.

Ellos
se han dejado llevar por el miedo, el egoísmo, la debilidad por el pecado y el
silencio hacia mí. Nadie lo sabe mejor que tú por lo que te ruego que nos
perdones y que seas capaz de salvar nuestro espíritu.

Demuéstrales
a mis hijos que tu camino de salvación es el correcto y redirige sus pasos
hacia ti, Señor. No importa cuánto tarde en cumplirse tu voluntad, continuaré
rezando por la salvación de sus almas que cada vez están más rebeldes y no
escuchan de razones ni de experiencias.

Salva
sus corazones del pecado original pues son débiles e inocentes y pueden dejarse
manipular por la lujuria, el egoísmo y la avaricia. Perdona todos los errores
que han cometido frente a ti y abre tu corazón para recibirlos en su camino a
la sanación.

Libéralos
de todo mal que quiera residir en sus corazones pues ellos son niños de bien
que solo buscan su crecimiento personal y espiritual. Guíalos hacia tu reino,
Dios.

Amen.

Crea un ambiente de reflexión en tu hogar

Dedica un espacio de tu casa a la enseñanza de la Palabra de Dios y a la conexión espiritual con él y todos sus Santos.

Es importante que las oraciones las realices en un entorno tranquilo como puede ser el salón de tu casa, en el que hayas construido un pequeño altar en honor al Señor y donde puedas entablar una conversación honesta y personal con él.

La
liberación del mal y la salvación de las almas inician con un proceso de
introspección y reflexión profunda en el que debes admitir tus errores, miedos
y pecados, y debes estar dispuesto a liberarlos de tu cuerpo y tu alma. Crea el
ambiente perfecto para conseguir la sanación espiritual y reza las oraciones
con amor y respeto.

compartir