Skip to content

Oración para hablar con Dios

hablando con el señor

En muchos momentos de nuestras vidas hemos tenido la necesidad de hablar con Dios; bien sea cuando tenemos un problema o cuando nos sentimos al borde de un abismo.

Aunque muchas veces no sabemos cómo dirigirnos a él, lo mejor es pedirle que nos ilumine el camino y nos dirija a tomar las mejores decisiones. Esto lo hacemos a través de la oración, porque es el único medio para comunicarnos y tener la certeza de que nos escucha.

Nuestro señor Jesucristo, es el que toma el control de nuestras vidas, poniendo en nosotros el deseo de orar, de buscarle y de hablarle.

Por eso, debemos apartar un momento nuestro día para la oración, sobre todo cuando nos sintamos angustiados o estemos enfrentados algún problema; ya que a través de ella aumenta nuestra fe, confianza y afianza nuestra relación con él. 

Hablar con Dios hace que sintamos, paz, calma a pesar de los problemas que estemos enfrentando. Su amor y su poder son infinito, por eso creo en su inmenso amor.

Además de pedirle también debemos glorificarlo, invocarlo, adorarlo y agradecerle por su misericordia en nuestras vidas, esto nunca debe falta en nuestra oración.

Anuncio

Oración para hablar con Dios 

Dios, hoy vengo a ti a ponerme en tus manos, a pedirte que no permitas que me aleje de ti, que orientes mi vida, que me lleves a tomar las mejores decisiones de acuerdo a tú voluntad.

Te pido perdón por mis fallas y por ofenderte. Límpiame con tu sangre bendita, ya que estoy arrepentida de haber cometidos errores que me alejan de ti. Dame un nuevo corazón, mi Dios, para amarte, adorarte, glorificarte y honrarte, no permitas que caiga en tentación, muéstrame siempre el camino del bien.

Te pido Señor que bendigas mis finanzas en estos momentos de dificultad, dame esperanza para no llenarme de temor. 

Padre amado, también quiero agradecerte por todas las cosas buenas que me has regalado, por mi familia y amistades, por mis hijos, mi nieta, mi hogar y por el pan de cada día. Hoy te pido que nos protejas y nos bendigas con tu inmenso amor. 

Te amo y te necesito siempre a mi lado, Dios, no me abandones, guíame y muéstrame el camino correcto; dame la luz que necesito. Sé que tus planes son perfectos y tu amor infinito. Gracias por tu misericordia, en el nombre del padre del hijo y del espíritu santo. Amen. 

compartir