Skip to content

Oración para fortalecer la fe

aumentando la fe

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos sentimos deprimidos, abrumados, frustrados, y creemos que no podemos soportar o salir de la mala situación por la que estamos pasando – momentos en los que necesitamos una oración para fortalecer la fe en el Señor.

Aunque a veces es complicado entender los mensajes que Dios nos envía, debemos aprender a confiar en él y aceptar sus designios. Confía en que él nunca nos abandona y que todo lo que nos sucede nos deja con la enseñanza. 

Dios nunca nos olvida y nunca nos olvidará, aunque a veces se sienta distante. Él nunca nos abandonará, así que no debemos dejar de confiar en su misericordia. 

El Señor Todopoderoso hará cosas hermosas en tu vida, pero para eso, es imperativo no perder la fe y aprender que él actúa en el momento adecuado. 

Por lo tanto, necesitamos fortalecer nuestra fe, nuestra esperanza, y pedir a Jesucristo que no nos abandone. Al mantener nuestra fe en él, podremos ver su poder manifestado en nuestras vidas, porque a través de ellas, fortalecemos nuestros lazos con el creador del universo. 

La oración es la mejor manera de comunicarse con Dios, así que es importante conocer Su palabra porque, a través de ella, podemos fortalecer nuestra fe.

Anuncio

Oración para fortalecer y aumentar la fe en Dios

Señor, en este momento de desolación y tristeza, vengo a ti con humildad para pedirte que intercedas por mí. Libérame de este miedo perturbador, alimentando mi fe y confianza. 

Creo en ti, Dios mío, pero necesito fortalecer mi fe y mi esperanza. Eres infinitamente sabio, y sabes mejor que yo lo que me conviene. Tú eres poderoso Señor, deja que mi fe hacia ti sea más fuerte y más fuerte, más grande, y mi vida más y más bendecida. 

Enséñame, Padre, a descubrir tu amor a través de las personas que pones en mi camino, a llevar mi vida según tu voluntad porque solo tu Dios tiene el poder de hacerlo. No me abandones, Señor, en las tentaciones del mundo y en las debilidades y dudas que siento.

Tengo plena confianza en ti porque eres el Dios y salvador del universo, nadie mejor que tú, para mostrarme el camino a seguir. Por lo tanto, les pido que no olviden aumentar mi fe, mi esperanza y dar paz a mi corazón. Amén.

Otras lecturas: Revelación y fe, de Juan Luis Segundo

compartir