Skip to content

Oración Estrella del Cielo

estrella
cogiendo una estrella

Las estrellas son cuerpos donadores de luz en todas las direcciones, la energía divina que se desprenden de ellas viajan a través del espacio y se agregan a los espíritus o cosas, realizando cambios según sean nuestras necesidades físicas y espirituales.

Todos los cuerpos, objetos y personas viven bajo la sensibilidad que el Dios todopoderoso les otorgó, para que todo se encuentre en perfecto estado de armonía y sincronía en el universo.

Anuncio

Oración a la Estrella del Cielo

Deseo ser la luz que resplandece en las noches oscuras, deseo ofrecer mi luz a todo aquel que la necesite, para iluminar su camino tanto como el mío en todas aquellas situaciones difíciles y preocupantes.

Oh estrella del cielo, dulce morado para los fallecidos, en ti alberga una energía incomparable difícil de ocultar, en ti encomiendo mi camino, así como alumbras la noche con tu bella energía alumbres mi camino en medio de la oscuridad.

Oh estrella del cielo, que junto a tus hermanas asemejan un pueblo lleno de bondad, un pueblo resplandeciente lleno de vida, dame la fuerza para seguir de pie por mucho tiempo, así como tú perteneces iluminando en la oscuridad.

Permíteme ser como tú gran astro celestial, aunque tu luz se apague tu energía perdurará y se transformara en un nuevo ser de luz que constantemente ilumina el camino de aquellos que están más necesitados.

A ti ofrezco esta vela blanca (encendemos una vela blanca), para que su luz se funda con la tuya e iluminen mi camino en todo momento, para que tu esplendor sea el mismo que marque mi futuro y perdure tanto como tu vida.

Ayúdame gran astro celestial, así como me brindas tu luz, dame tu sabiduría y tus conocimientos que trascienden por los años para tomar las decisiones correctas a lo largo de mi vida y ser una persona con una energía igual a la tuya. Amen.

Anuncio

Observaciones

Luego de decir la oración, rezamos un padre nuestro y un ave maría, conforme termines de rezar encendemos una vela de color blanco junto con un vaso de vidrio con agua, en el rincón más cercano a la entrada, diciendo las siguientes palabras “Oh Estrella del Cielo, a ti ofrezco esta luz que para nada se compara con la tuya, para que me ayudes y me ilumines en todo momento, como las has venido haciendo hasta ahora”, luego pedimos nuestro deseo con la mayor fe posible para obtener buenos resultados.

NOTA: no siempre es necesario seguir el mismo ritual, o seguir la oración al pie de la letra, ya que en muchas ocasiones solo se toma el principio de la oración y creamos una oración propia para nuestros fines personales.

Dependiendo el tipo de pedido o lo agudo que sea la situación, se pueden llegar a rezar dos o tres padres nuestros acompañados de tres aves María y el número de velas puede cambiar según el criterio de cada persona, lo que si no debe faltar es el vaso de vidrio lleno de agua, ya que el agua representa la pureza de nuestra alma y la pureza con la cual hacemos nuestro pedido.

Y algo que es primordial, es realizar el ritual con toda la fe puesta en Dios, en las estrellas y en el universo para lograr que nuestra petición sea escuchada y se nos pueda brindar la ayuda requerida.

compartir