Skip to content
Oraciones » 😇 Santos » 😇 San Blas

Oración poderosa a San Blas

santo
San Blas

San Blas, conocido antes de su canonización como Blas de Sebaste, es el patrono de los enfermos de la garganta y los médicos otorrinolaringólogos, quienes se ocupan de todas las enfermedades que afecten oído, nariz, boca o garganta.

Su patronato viene de la historia que reza que Blas de Sebaste, un excelente médico de su época que curaba a las personas más necesitadas, salvó la vida de un pequeño niño que se ahogaba por la espina de un pescado del que comía.

Es por eso que cualquier cristiano que se encuentre padeciendo de alguna enfermedad de la garganta puede confiar completamente en él, para potenciar el proceso de sanación.

Si recientemente estás pasando por una infección de la garganta o un proceso maligno de la zona, recurre a la oración que te proporcionamos a continuación y recuerda: El 3 de Febrero se celebra el día de San Blas por lo que puedes honrarlo y ofrecerle tus agradecimientos por su ayuda.

😷 Oración a San Blas para curar la garganta

Divino San Blas. Tú recibiste el poder de Dios para proteger y sanar a los hombres de las enfermedades y en vida cumpliste con tu deber siempre de la mano de Dios, Nuestro Señor.

Curaste cientos de personas y le diste alivio a otras tantas por lo que tu alma está purificada y tu corazón está dispuesto a seguir ayudando a los hombres incluso desde el reino de los cielos.

Tu poder es especialmente grande contra enfermedades de la garganta y es por eso que te rezo en esta oportunidad. Te pido con el corazón abierto que mantengas mi garganta sana y puedas alejar de ella toda enfermedad que la afecta ya que es mi instrumento para comunicarme con el mundo.

Sin ella no puedo hablarle a Dios ni a ti, San Blas, por lo que te ruego que mantengas sana mi garganta.

Con las palabras que salen de mi garganta soy capaz de profesar la palabra de Dios a todas las personas que me rodean por lo que te ruego que me mantengas siempre con salud y fuerza para seguir viviendo en base a la palabra del Señor.

Amén.

San Blas: De médico a Santo

San Blas es la fiel muestra ante los no creyentes que la medicina y la religión pueden ir de la mano a la perfección ya que los médicos y el personal de salud en general actúa y siempre está respaldado por Nuestro Señor.

Dios vigila las manos, los pensamientos y los tratamientos de los médicos y solo aquellos que obran con bien y bajo la tutela de Cristo tendrán garantizado el éxito y la sanación de todos sus pacientes.

San Blas fue capaz de salvar la vida de un niño que iba a morir de un mal de la garganta y tuvo la humildad de admitir que había actuado en nombre de Dios, que éste había guiado todos los pasos hacia la salvación del niño y por eso le estaría siempre agradecido.

Es por eso que durante tantos años este santo se encargó de silenciar aquellos que dudaban u ofendían a Dios desde la ignorancia, llenándolos de conocimiento y mostrándoles de primera mano los milagros de Dios, Nuestro Señor.

compartir