Skip to content
Oraciones » 😇 Santos » 😇 Padre Pío

Oración poderosa al Padre Pío

santo
Padre Pío

Pocas oraciones en la vida son tan hermosas como las del Padre Pío a Nuestro Señor Jesucristo.

Es tanto el regocijo que siento cuando veo alguna de estas oraciones y siento su poder sanador en mi alma y mi cuerpo cada vez que las pronuncio.

Si estás atravesando por la dificultad que sea, te puedo asegurar de todo corazón que uno de estos maravillosos rezos es lo que necesita tu ser para sentirse mucho mejor consigo mismo.

Ya que casi de inmediato vas a sentir que no está solo y siempre hay alguien que te acompaña y cuida en este trayecto tan complicado que conocemos como vida.

A continuación, una de mis oraciones favoritas siempre que me siento cabizbaja.

Anuncio

🙏 Oración del Padre Pio; quédate conmigo, Señor

Es una verdadera alegría para mí que hayas venido a visitarme, Señor Mio, ya que no soy digno de que entres en esta casa tan desvencijada y sucio.

Ahora que estás aquí, te pido de todo corazón que no me abandones ni te vayas nunca de mi lado ¡Quédate conmigo, Señor Todopoderoso!

Si que algo que me ha hecho mucha falta durante todo este tiempo es tu presencia sanadora y no pienso renunciar a ella ahora que la tengo aquí conmigo de nuevo.

Eres el más bondadoso padre con tus hijos y por eso has venido a visitarme y darme tu preciosa bendición.

Este instante tan increíble y este abrazo tan maravilloso ha sido lo único capaz de darme consuelo en estas horas tan aciagas de mi desesperada existencia, por lo que te pido que no te vayas más nunca de mi lado, Mi Adorado Señor de Luz y Bondad Eterna.

No he sido el mejor de los hijos ni de los ejemplos para quienes puedan seguirme en la vida, pero sé que solo una mirada o caricia tuya es más que suficiente para sentirme aliviado y satisfecho de tanto dolor que he tenido que vivir en este mundo.

Mi Amado Dios Todopoderoso, me has dado todo lo que he necesitado y no he sabido apreciarlo como tú me has enseñado, por lo que no me va a alcanzar la vida entera para pedir tu perdón y rogar porque tu amor de padre nunca se vaya lejos de mí.

Hoy he aprendido que tanto en la dicha como en la tristeza estás ahí para mostrarme el camino que debo seguir, así que siempre estaré atento a todas las señales que me envías, pero igual te lo pido con mucho amor.

¡Quédate conmigo, Señor!

Anuncio

¿Cada cuánto debo rezar al Padre Pío?

No hay un tiempo específico que deba pasar entre una repetición del rezo y otra, por lo que te puedes tomar muchas libertades en este sentido. Nuestro Señor siempre nos escucha, así que no importa cuántas veces le reces.

Él siempre va a estar ahí para escucharte y hacerte saber que estará ahí para ti en todo lo que te haga falta.

Al fin y al cabo, eres su hijo y un padre nunca abandona a sus pequeños cuando más lo necesitan.

compartir